Sabores de Colores 5

SIN TUS MANOS

Shostakovich – Piano Concerto No. 2: II. Andante

saul leiter Barbara.jpg
Saul Leiter, Bárbara

 

 

Podríamos regresar
a desear y desearnos

volver a convencernos
de que el único lugar
está aquí
dentro
y encontrarnos
una y otra vez

quizás con el miedo
siempre a cuestas
como amenzando
ser la última.

Más aún
podemos callar
esconder las palabras
que estabamos destinados
a guardar debajo de la almohada
y dejar que el silencio
nos haga únicos

testigos
desnudos

ínfimos

e intactos
al mundo,
que nada sabe
y que se haga dueño
de todos los poemas

de todas las almas
y de la nuestra,
tan sublimes
tan inocente

como si nunca hubiéramos soñado
como si nunca hubiésemos sido
nadie

ninguna dulce estrella
ningún mar de sal

al sur revuelto
de una cama
por un instante
sin noticias
donde nuestros pies
jugaban a tenerse.

Haberte vuelto a sentir
haber vuelto a sobrevivir
y encontrarte de nuevo

ahí

mirándome fijamente
mientras te paseas
por entre estos versos

parece no más
que otro preámbulo
insignificante

la tristeza de estar aquí

con tanto sitio pero sin ti

acordándome ahora
cuánta dicha infinita
cabe en tus manos

midiendo en silencio
el impulso del instinto
el eterno deseo

que vuelvas pronto
por si acaso aún
estamos aquí

y logramos ser
labios que besan
sin el vértigo

del tiempo
que no nos queda

y acaso aprender
a pasar la vida juntos
tan cerca tan lejos

ahuyentando
la cotidianeidad
con sus sombras

de incertidumbres y
locos compromisos

por si acaso nos queda
sitio a la memoria a la luz
a la belleza de las caricias
que vulneran todos los sentidos
y volvemos a comprobar
que cuanto más se vive

aunque más nos duela
aunque más nos pese

la vida

mejor
nos la jugamos

a que sea el tiempo
que no pasa entre
tus dos manos

cada día
cada noche
quien de veras
nos haga
en calma

el amor

nos deshaga
nos desviva
y nos venza

arrodillados
por inmortales

de puro amor.

 

 

 

© Nieves Bruxina, 2018

Anuncios
Sabores de Colores 5

SON TUS MANOS

Tchaikovsky – Hymn of the Cherubim

Foto: Saul Leiter, Fay 1958

 

Son esas manos
acariciándome
como si fueran
las tuyas
una y otra
vez

al azar

tránsito
de las noches
que dejan de ser
tan oscuras

cuando llegas
y me sonríes
como si fueras libre
como si así
sonriendo
lo fuéramos

como el vino
lo es

fiel
loco a cada sorbo
cuando nos pinta
de sangre los besos

de unos labios
siempre esclavos
quizás siempre
pasajeros que
retornan

al calor
que no cesa
que nos hace

labios que abrasan

al norte

de un pasillo
sin a duras penas

luz

donde tu lengua
juega a derretirse
bordeando
los precipicios
del escote

de mi alma

ínfima

entre tus manos

a la deriva

al son de una canción
que se abre de piernas

y de una puerta
que se cierra
para no delatar
el rumor y la saliva
de la vida misma
que nos muerde las venas
y nos arrodilla en la cocina
cuando se mojan tus dedos
y se me rinden hasta los suspiros
aprisionándonos para sentirlo
todo de todas las maneras
al hilo del que pende la historia
acaso forjando así cada recuerdo
cada instante de tu respiración
como brisa y viento que desata
la ola y la zozobra
hasta naufragar
entre sábanas
secretas

que quieren oler
a malva
y a ti

bajo una ventana
que se abre tímida
a dejar que entre
la luna a cubrirnos
de paz otra madrugada
de la ciudad misma
que nos recuerda
que somos
justamente

instantes
y piel

trenes nocturnos
que casi fugaces
se despojan de la mano
por las vías de ropa
y de culpas
paralelas

compitiendo por no ser
apostándolo todo por ser
y estar

al estrellarse

y rendirnos
al fin
inevitables
al volcán
a tientas
sin apenas
movernos

furtiva la fatiga

y prohibidos
esos versos
de pliegues
de roces

de sed.

 

 

Sabores de Colores 5

CUENTO LAS PALABRAS

Abel Korzeniowski – Satin Birds

35e166bb6c497699daf6292b76298b75.jpg
Photograph by Sarah Moon

 

Cuento las palabras

esas que callamos

esas que tanto deseas
esas que no te escribo

las cuento una y otra vez
interminablemente

sabiendo además que
son casi una plegaria
en la que creo

 

las cuento
una a una

sin pudor
y sin prudencia

minúsculas y descaradas
que se posan valientes
apoderándose del poema

 

sin mirar atrás

sin pedirte nada
como nada nunca
te he pedido

con el asedio ahora
de los recuerdos
y los labios pintados
maldito sabor
el de la sed

las cuento

contra
el coquetear
del tiempo
ese animal
que nos desata,
y contra la ausencia
esa gran furcia invisible
que teje para desnudarnos

 

desde la imposibilidad
del guante izquierdo
enamorado

tan a menudo, Julio
casi como un dios

y te las cuento

contra tus manos frías
cuando no me recorren
contra tus verdades
contra tu amor
cuando me miras
cuando me ves
sonreír.

 

 

Cuento los versos
esos que no te escribo
como si pudiera acaso
de un sueño hacer historia
y crecer entre las ruinas
de otro nuevo siglo
que siempre nace libre

de unas guerras heredadas
que sentimos como nuestras
sin serlo

como la flor que lucha
aunque débil por salir
siempre de las sombras
por brotar como la luz
a borbotones en primavera
ente los escombros y el pecho
de los nuevos proyectos
que al fin y al cabo
son nuestras vidas

vidas diminutas vidas libertarias
que respiran valientes al ritmo
ordenado desordenado

de un mundo
derramado
casi anárquico
que parece nuestro
sin serlo

que nada puede y que puede con casi todo
que nada dice cuando todo nos lo susurra.

 

 

Cuento los besos
y las caricias,
todos los me diste
y las que quedaron sin dar,
cuando se nos arrodilló
la pasión
sobre las sábanas

al primer instante

cuando tus manos
se detuvieron
y la música

y las nubes quedaron sin brisa
y sin respiración, la razón

que hasta las olas del mar
dejaron de bailar

para que el deseo
pudiera lamernos
casi como un dios
a recorrernos
con su lengua
hasta abrasarnos
hasta devorarnos
hasta casi dejar de existir

hasta parar el mundo
a nuestros pies
descalzos
en la orilla
enredados
de una cama
derretida.

 

 

Y cuento todas tus miradas
las inseguras y las firmes
y tus gestos previos
y tu tranquilidad

la de después
del mar

y quisiera que el papel
fuera suficiente para guardarte
y acaso aguardar tu regreso
para atesorar lo que no cuento
en silencio desde que te fuiste

pero es un lugar escaso
obsceno y obscuro
donde sentir miedo
no será suficiente

así es que desordeno
pausadamente cada uno
de los presentimientos

y me entrego desnuda
a la guerrilla diaria

y ofrezco mi alma,
que es cuanto poseo,
al porvenir
casi en sacrificio

al capricho
que es el destino

confiando en que él,
mejor que yo,
sabrá confesarte
todo lo que no quiero
y todo lo que te quiero contar

y
todo
lo que
te quiero.

 

ALMA, Sabores de Colores 5

ESTADOS DE AGREGACIÓN DE TODO Y DE TI

Mathieu Vladimir
M. Vladimir

Los cuatro estados de agregación de todo y de ti:
SÓLIDO, LÍQUIDO, GASEOSO Y EXCITADO

De partículas juntas y ordenadas gracias a la fuerte atracción de sus moléculas. A moléculas de fluidez y viscosidad, que se mueven libres y aumentan así su temperatura y que son casi incompresibles. A esas otras moléculas sin forma, de movilidad perfecta y expansión indefinida
Hasta ese estado excitado, estado de alto contenido energético en el que prácticamente todos tus deseos están desatados y con la presencia de gran cantidad de sensaciones libres, radicales casi como sueños, no ligadas a ningún otro concepto o ser. Es la explosión previa a la paz y a esa libertad, descarada una e irreverente la otra, estallido que te rellena y te recorre y te corroe, hasta dejarte sin dolor y sin memoria.
Y vacía, de todo y también de ti.


Y entonces,
empiezo a escribir.

 

 

Sabores de Colores 5

CUANDO MENOS TE LO ESPERAS

gfsrbdhtj

 

Te dicen ayer
porque no vienes
ni me dejas ir

nunca,

porque me llamas
como siempre
de madrugada

cuando solo sabemos
callarnos las verdades
a besos

 

traficarnos
y recorrernos
y rebasarnos
y desbordarnos

de sal y sudor
y el calor de saliva
aquella misma pasión
la misma locura
sin necesidad
hasta el delirio
de la desmemoria

 

y hacernos
entonces
el amor
en el mar
al norte

y llorar
con las manos
malheridas
el dolor deprisa
muy deprisa
hasta hacer temblar
incluso las caricias
al intentar sentirnos
por un instante
otra vez

felices
fugaces

como antes de fenecer
la espuma en tu orilla

carne de astros y luz
rastro de memoria y olores
llena de versos húmedos

la petite mort
de un poema
que no sabe
ni quiere
naufragar

 

quizás entregarnos

así
disimulando
casi dóciles
a la variable ladrona
que es el tiempo
ese que siempre se nos detiene
sonriendo en la puerta de atrás.

 

 

Ayer
te decían

y pronunciaste mi nombre
con la timidez de lo días que pasan
con la pena de las noches que no pasan

y casualmente hoy
cuando menos lo esperaba

 

era yo
quien ya

despierta

no
estaba
contigo

 

y por suerte
también eras tú
quien ya no estabas

conmigo

 

amor

 

 

que ya no nos esperas.

 

 

 

Uncategorized

POCO DESPUÉS

Thomas Saliot 14
                                                                                                             Pintura: Thomas Saliot

 

Poco después

 

de la piel

de madrugada
después de todo
de la misma
noche

el silencio

al yacer
infinitivo previo
a desatarse
al morir
de amor

después
del placer
la levedad

en la calma
los latidos
el rubor
de las sábanas
liadas
arrugadas
por el tiempo

detenido

al besarnos
todos los lugares
todos los dolores
todos los temores
en las manos

y colmar
la sed por dentro
con caricias
después de todo

de nuestros cuerpos
desnudos

y de todo lo demás

solamente
caben las olas del mar

y poco después
después de todo

 

volver
a respirar
a empezar

a vivir
al volver

a amar

 

 

 

Sabores de Colores 5, Uncategorized

El beso de Schrödinger

annao-culturainquieta5
Fotografía: Anna O.

 

Nadie
salvo tu mirada.

Acaso tu ausencia
los besos
y su retrospección

y el famoso gato
casi innombrable
maullando en silencio,
devorándonos por dentro

como cuando nos devoramos

veneno puro
de amor

la vida y en fin
el final, cada noche.

La vida cuántica misma
y sus estados superpuestos
como besos robados
en la cocina.

Nadie
salvo tus manos
desbordándome.

Al abandonarnos
a cada viaje y al origen
y a cada noche que llegue
en la paz
desnuda
y reventar de puro deseo
interminable
como el ansia

pasión
que no se deja medir
de la lengua y la humedad
de la piel libada y la flor
después de llover

lover

no quedará nadie
amor

ni amantes que invoquen
ni labios tan siquiera
que susurren que murmuren
jaculatorias de esas

ni presentimientos

ni hay consuelo siquiera
ni manumisión solemne
ni condena que es de todo
menos inocente
en nuestra paradoja

al intentar
ser y estar
a la vez

Nadie
salvo uno mismo

al dejar salir la luz
que sin saber llevas dentro

así me encontrarás

quizás sonriendo
quizás escribiéndote
palabras
de tinta y ternura
en secreto
en la sin frontera
de mis pechos
y tu espalda

quizás aún
en pleno sortilegio
de estrella que te guía
fugaz

a obscuras

amándote
 

 

Sabores de Colores

SAUDADE

“Tinha-me levantado cedo 
e tardava em preparar-me para existir.
Fernando Pessoa,
O livro do Desassossego
25010302_860741607438453_4823314214040895488_n.jpg
Foto: Miss Cakahuette

Para Marie LC

De esa poca luz
que es claridad
al recordar,

de esa tristeza
al morderte
en la distancia
tus labios
al besar

de ese silencio
al evocar,

de pura melancolía
al morder la sábana
y tus pezones
y despertarte

quizás
de esa piel
que se inquieta
al amar,

al morder la vida
y cada noche,
la luna, la luna
más triste del mundo

y tu alma de oficio
condenada a repetirse
cada averno
cada invierno
cada mujer
en acertijo sin salida
que ya no pueda doler

y en perpetuo
átono silencio
a convertirse penado
en destino sin llanto
en acordes perdidos
en pesar y poema

en el trago
más amargo

y más hermoso
fado de amor

en el corazón
jamás tatuado.

Nieves Bruxina, Diciembre 2017

 

Sabores de Colores, Uncategorized

SOLOS, COMO LOS POETAS

emma-mcnally-art-joquz-1
Foto: Emma McNally
Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
J. Gil de Biedma
Lo ideal en estos casos
sería morirse en silencio
de manera firme y de amorsin admiradores sin amantes
sin aliento ya sin tiempo

acaso hoy el capricho
de los Seth Ford-Young
de la Gnossienne No.1
en maldito bucle
de melancolía pura y dura
lengua de paz que lave mis pies
de pecados y mis pocos poemas

de amor
desnudos
de desamor
y de llanto y de vida
al fin y al cabo

a qué estamos

más que a mantenernos
en la cuerda floja de la desleal memoria
con los brazos abiertos de par en par
intentando serle infieles al olvido
y despistar la traición
de la existencia.

Y en contraste
la facilidad con que
tú abandonas mis versos
con que tú te abandonas
una y otra vez más
y te olvidas de mi nombre
sin letras

que indefenso,
indomable
y muerto de sed

te acompaña siempre
a libar de esa fuente
que alguien nos envenenó

como siempre un paso
por detrás nuestro,
como esos
que sin rumbo
fuimos

y de esa pasión
que como la nieve
quema cuanto florece.

Pero no,
no me estoy muriendo a secas

solamente devoro recuerdos
que dejan agrietada la garganta
de no poder mentarte ya
solamente en tardes cuando el otoño
se torna en deseo de irse y caminar
cuando la lluvia  mece y rememora tu alma,
que se encoge y enreda y retuerce

como si de la mía se tratase.

Como viven como nacen como escriben
como el sol del invierno que quiere llegar

sin duda también
los poetas mueren
a flor de piel

sin piel

sin su soledad,
cada madrugada
sin su amor

solos.

ELLA, Uncategorized

every August 5th & Marilyn Monroe

marilyn monroe muerta

Somos yonkis de algunos recuerdos y de muchas imágenes

Los mejores días son esos en los que no pasa nada, en los que abres la ventana para oler la lluvia y que se escape el humo del cigarrillo, días de saber que estás ahí fuera en algún lugar, sin mis besos, días de imaginar a qué saben tus caricias, de escribir a borbotones mientras la taza de café te mira con lascivia, y yo muero de deseo por élla… Los mejores son éstos en los que te vuelves a confundir y te crees que ya no cabe más belleza ni más dolor en el mundo y en mí, días en los que solamente pasa la vida, y en el barrio te envidian porque te sientes jodidamente VIVA.

Los 5 de Agosto no suelo celebrarlos, por muchos motivos confesables e inconfesables, a pesar de ser mi santo.

Y no lo celebro entre otras cosas porque tal que un día como hoy, tras torturarlas y encarcelarlas, fusilan a 13 mujeres inocentes como 13 ROSAS de guapas, que defendieron, como tantos, la legalidad republicana tras el fin de la Guerra Civil Española. Y no quiero olvidar.

Porque un día como hoy dejó de respirar CHAVELA VARGAS, esa que murió viviendo, intensa y apasionadamente, que siempre se despedía y que siempre regresaba, esa que presumía de no haberse acostado jamas con ningún señor, esa que se desnudaba en cada tema…” que mi canto no es canto, que es algo más allá del dolor, más allá de la angustia, más allá del saber, más allá de todo, del arte en sí mismo”

Porque un 5 de agosto, el ejército alemán toma Varsovia en el 15, y aquí tristemente se promulga la Ley de vagos y maleantes en el 33, para joder a vagabundos, nómadas, proxenetas y cualquier otro elemento considerado antisocial y que posteriormente fue modificada para reprimir también a los homosexuales. Y un 5 de agosto en el país vecino nacía Marine Le pen hace 49 años, que vendrá a darle una imagen renovada a la vieja ultraderecha casposa y fascista. Y un día 5 hace pocos años, más de 3000 bomberos militares y voluntarios portugueses intentaban controlar los incendios que devastaron el centro y el norte del precioso país vecino…

Porque un 5 de agosto aparece MARILYN MONROE muerta, con 8 miligramos de hidrato de cloral y 4,5 miligramos de Pentobarbital por 100 mililitros de sangre, dicen que suicidio… y es esta foto la años después tanto me impactó y definitivamente me hizo dejar de celebrar nada un día como hoy. Con Norma Jeane en decúbito prono y despeinada, imagino susurrándole a la almohada tantos secretos y tanto dolor y tanto amor, en el silencio de una habitación desordenada debidamente con pasión y seguramente también con delito, y la crueldad de aquella madrugada, a solas, como tantas otras veces. Dicen que el mundo se paró de nuevo, aquella noche del 62…

Los mejores días son esos en los que no pasa nada, y nos encontramos sin querer.
Así que ustedes, bichinos míos, pueden y deben disfrutar del día y de la noche, casi como si fuera una de esas últimas 😉

Bruxina no tanto, pero Nieves os quiere mucho